EL ENTORNO


The Museum Apartments permite disfrutar de una estancia relajada en el centro de Figueres, la ciudad insignia de Salvador Dalí y del arte surrealista. A solo unos pasos, se puede visitar el Teatro-Museo Dalí y el Dalí Joyas, grandes pilares de la obra del artista.


Por otra parte, si se desea saber más sobre Dalí, se recomienda la visita a la Casa-Museo Dalí en Portlligat, donde se desarrolló gran parte de su carrera. La casa imprime el espíritu más daliniano con su estructura laberíntica y la presencia de elementos sorprendentes. En Púbol se encuentra el Castillo Gala Dalí donde se enterró a Gala. Destacan las esculturas de elefantes que decoran el jardín y las obras y el mobiliario que llenan el castillo.


Figueres es una ciudad de pequeños rincones en los que refugiarse, como por ejemplo su Rambla que data del 1828, su centro peatonal, el Teatro novecentista, el Jardín de 1914, el antiguo Hotel París que alberga el Museo del Juguete de Cataluña y que cuenta con una exposición de más de 4.000 piezas, siendo uno los museos más importantes del mundo en esta temática. Una colección excepcional que bien merece la pena visitar. A pocos quilómetros, se encuentra emplazado el Castillo de Sant Ferran, una fortificación militar de grandes dimensiones construida durante el siglo XVIII, con una superficie de 32 hectáreas y un perímetro de 3.120 metros.


A lo largo del litoral del Alt Empordà se localizan un abanico de playas y calas, tanto de arena fina como rodeadas de rocas. Decenas de posibilidades para disfrutar del Mediterráneo y de su inmensidad hasta llegar a perderse en cualquier pueblo costero encantador, donde parece que el tiempo se detiene. Visita obligada a las impresionantes galería subterráneas y cisternas de agua, a las que se llega en barca.

DALÍ,
CASTILLOS,
PLAYAS,
Y CULTURA


Una escapada a pocos quilómetros nos acerca a Cadaqués, un pueblo pescador de origen medieval donde pasear. Su singular casco antiguo, pavimentado con piedras extraídas cerca del mar y desgastadas por las olas. Su playa, sin duda una de las más fotografiadas de la costa catalana. No se puede olvidar la visita al Monasterio de Sant Pere de Rodes en el Port de la Selva, insignia del románico autóctono catalán, desde donde disfrutar de las magníficas vistas del lugar.


Más al sur, se encuentra la ciudad greco-romana de Empúries donde se llevan a cabo visitas guiadas y teatralizadas del yacimiento.

  

Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos información sobre novedades y promociones.

Top